domingo, 25 de mayo de 2014

Aborígenes australianos: el sistema de comunicación de sticks o palos.

Sticks


Bajo la denominación de aborígenes australianos se engloba un conjunto de más de 400 pueblos de Australia, Tasmania y algunas islas que forman su periferia. Aunque en la base de su vida comparten un modo productivo similar, estos pueblos presentan diferencias culturales en algunos casos notables. Esto no es óbice para que también compartan alguno rasgos culturales entre ellos. Uno de estos es un sistema de comunicación conocido como el sistema de palos, basado en el intercambio de palos de madera tallados, pintados o incluso quemados. Estos palos escondían diferentes significados, los cuales son entendidos por los miembros de la mayor parte de estos pueblos aborígenes, independientemente de que compartan un idioma común. Esta peculiaridad nos lleva a pensar que se trata de un sistema de comunicación muy arraigado entre los pueblos aborígenes australianos y que con bastante seguridad hunde sus raíces  en momentos remotos de la prehistoria australiana, probablemente decenas  de  miles de años.

El significado de los mensajes pintados o grabados en los palos son bastante variados, principalmente trasmitirán la inminencia de un acontecimiento significativo para las diversas naciones: el inicio de un conflicto entre tribus , para la celebración de ceremonias religiosas y políticas, enlaces matrimoniales, intercambios económicos, ayudas en situaciones de emergencia, reuniones privadas o incluso la comunicación de algún fallecimiento significativo dentro de las sociedades aborigenes. Es un sistema de comunicación en cierta medida que funciona como sustitutivo de la escritura.

Dentro del propio palo también se incluían elementos de autentificación del propio mensaje. Estos eran una parte fundamental ya que el portador de estos palos debia de contar con inmunidad y con la protección de las diferentes tribus en su tránsito por los territorios dominados por las diferentes naciones. Durante este tránsito era común que el mensajero contase con la compañía de los miembros destacados de la tribu con el objetivo de asegurar su integridad física entre los límites de sus fronteras. 

Las dimensiones de estos palos generalmente eran reducidas , contaban con un tamaño pequeño que podría oscilar entre los 10 y los 30 cms de longitud y apenas los 4 o 5 cms de diámetro. Su tamaño reducido venía determinado por su funcionalidad,  ya que era preciso que  pudieran ser fácilmente  transportados y manejados. 

En la actualidad sigue siendo utilizado por algunas de las tribus con su funcionalidad tradicional, pero fundamentalmente juegan un papel destacado en las celebraciones culturales, como elemento de culto y recuerdo de las costumbres ancestrales de los antepasados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada