martes, 3 de marzo de 2015

Consumo del cereal de trigo entre los cazadores-recolectores del Reino Unidos 2000 años antes de la agricultura



Curso de la Universidad de Burgos: La documentación gráfica en arqueología (2ª edición)

Una reciente investigación científica ha documentado la primera evidencia de una variedad de trigo en un yacimiento arqueológico bajo el mar de la costa sur de Inglaterra, su datación nos retrotrae a sociedades de cazadores-recolectores, 2000 años antes de la introducción de la agricultura en el Reino Unido. 

El trabajo ha sido publicado en la revista científica Science. Las investigaciones han contado con la dirección del Dr. Robin Allaby de la Universidad de Warwick, en colaboración con el profesor Vicente Gaffney de la Universidad de Bradford y el profesor Mark Pallen de Warwick Medical School. Los firmantes del trabajo proponen como la hipótesis de trabajo más plausible que el trigo documentado en sus trabajos fuese "el testigo actual" de las redes sociales y comerciales que las sociedades mesolíticas del territorio de Inglaterra mantenían con una parte de la Europa continental. Las hipotéticas redes comerciales se establecerían  a partir del aprovechamiento de los puentes de tierra que unían la costa sureste de Gran Bretaña con el continente europeo en los momentos finales de la expansión glaciar. Estos propiciarían los intercambios económicos de los grupos humanos que cohabitaban Europa, los cazadores-recolectores post-paleolíticos en las islas y los incipientes agricultores continentales del sur.

einkorn


Algunas variedades del cereal del trigo eran comunes en el sur de Europa durante la época (Mesolítico) en que se ha documentado en el yacimiento británico. Las muestras de trigo se tomaron del sedimento terrestre original que a partir del deshielo postglaciar quedó sumergido en las aguas del mar de Inglaterra. Para desarrollar el estudio se extrajo de los sedimentos el ADN y se procedió a su secuenciación.

La consecuencia más interesante extraída de la investigación para el conocimiento de las sociedades prehistóricas es que las poblaciones de hace 8000 años en la actual Inglaterra no eran insulares y a pesar de representar modos productivos diferentes con las poblaciones neolíticas continentales, mantenían con estas importantes contactos económicos, sociales y culturales. Hace 8.000 años las poblaciones humanas que ocupaban las islas británicas vivían bajo un sistema productivo propio de las sociedades de cazadores-recolectores, mientras que de forma contemporánea se iba desarrollando el proceso de neolitización en el sur de Europa introduciendo una economía productiva basada en la extensión de los cultivos y de la agricultura y el consiguiente proceso de asentamiento sedentario en pequeños poblados. Para la llegada de la escanda a las Islas Británicas fue indispensable el contacto entre mesolíticos británicos y los agricultores neolíticos incipientes del resto Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada