sábado, 5 de marzo de 2016

Documentado el primer #arte rupestre #paleolítico al aire libre en #Alemania: #grabados en Hunsrück


El descubrimiento de arte al aire libre en Alemania ha venido a completar nuestra aún precaria comprensión del arte paleolítico, en especial en Europa Central. El panel documentado en Hunsrück se distingue en particular por sus grabados de caballos utilizando el bajorelieve. Paralelos en el estilo, temáticas y técnica, en especial con las representaciones gráficas de Francia, sugieren una datación anterior al último máximo glacial.


Los grabados descubiertos próximos a Gondershausen en las montañas de Hunsrück en 2010 representan el ejemplo más septentrional de representaciones gráficas al aire libre del  Paleolítico en Europa, y el primer ejemplo documentado en Alemania. El análisis del estilo y la técnica revela paralelismos con el arte rupestre paleolítico de otras partes de Europa, especialmente con el francés. Su datación por comparación estilística nos retrotrae al Auriñaciense o el Gravetiense.



El conjunto lo forman de tres caballos y  otro animal no definido, además de algunos signos geométricos. Estos animales se perfilan con un incipiente bajorrelieve sobre una losa de 1,95 m de altura y 2,25 m de ancho en su base. Se detecta como por momentos la erosión ha cicatrizado su huellas en algunas de las representaciones, que en conjunto con la presencia de líquenes dificultan la identificación correcta de los grabados, hecho que se acentúa especialmente en los grabados con técnicas de incisión fina. Los arqueólogos proponen tres períodos diferentes de trabajo dentro del panel, con los grabados profundos elaborados durante la primera fase, seguidos por una secuencia de reelaboraciones.



La temática está centrada en la representación de dos caballos, aunque no exclusivamente, con un estilo muy definido en el cual en ocasiones se muestra el movimiento y algunos detalles anatómicos muy precisos. Se documenta también un animal incompleto, indeterminado, en este sentido difiere de los caballos y se caracteriza por su cabeza larga y delgada, bastante inusual. Presenta líneas que pueden ser interpretadas como cuernos o astas, aunque están mal conservadas. La cruz y la grupa sugieren la presencia de un bóvido o cérvido. Un tercer caballo se representa con un detalle menor pero nos remite al mismo estilo que los dos caballos de mayor tamaño. Además, entre las representaciones del panel nos encontramos otros grabados profundos notables, algunos de las cuales muestran figuras de animales en una forma abreviada.

Signos geométricos

En el panel también se pueden observar una serie de incisiones geométricas abstractas que cronológicamente encajan en una fase posterior a las representaciones antes descritas. Técnicamente recurren a incisiones finas individuales o en grupos bajo un mismo patrón, con un solo trazo firme en forma de U, y varían entre 0,5 mm y de 1,5 mm de ancho; lo cual se ha interpretado como la utilización de diferentes instrumentos a la fase inicial de las imágenes.



La  búsqueda de la perspectiva es evidente y deliberada y se percibe en la representación escalonada de caballos I y II, y en su relación con los otros animales grabados o  en la representación de las patas traseras de los caballos I y II. Las proporciones de las extremidades se suman a la creación de la perspectiva; las piernas más cercanas al observador presentan un tamaño mayor que las secundarias.

La técnica y el método de producción

El conjunto grabado demuestra una preparación intensiva previa del soporte rupestre, con las figuras animalísticas representadas elaboradas a partir de piqueteo y raspado de la superficie de la roca. Las líneas de las tallas alcanzan anchos de hasta 40 mm y profundidades de alrededor de 10 mm. En contraste, los grabados geométricos tienen un carácter diferente.



La realización técnica de los grabados, el bajorrelieve, de la cabeza, el cuello y la línea de la espalda de los caballos es similar a los documentados en el Paleolítico superior, ejemplificándose en La Venus de Laussel (Dordoña-Gravetiense) o las representaciones de Roc de Sers (Charente-Solutrense). Con respecto al método de producción, el piqueteado, se pueden citar como paralelos las representaciones magdalenienses de Domme, como el gran mamut y el Ibex parcialmente ejecutado de Sainte-Eulalie en Espagnac, Lot.

El estilo de los grabados

Las tallas de animales se caracterizan por el naturalismo matizado por un estilo esquemático. Los contornos de las cabezas tienden a cuadrarse con sus orejas representadas en forma de V y la línea en forma de S del cuello, la espalda y la cola siguen un patrón fijo, repetida en todos los caballos. La esquematización es tan pronunciada que las líneas podrían utilizarse como una plantilla. Sin embargo, las líneas de las patas y el estómago son tratados de manera diferente en cada caballo, lo que hace una clara distinción entre ellos. Existe un énfasis notable de las cabezas que permite evocar el recuerdo de los caballos salvajes de Przewalski.

Buscando paralelos comparativos

Tanto la esquematización de los grabados de animales Hunsrück como la acentuación particular de varias partes del cuerpo y las líneas del cuello y la espalda son una reminiscencia de las primeras fases del arte paleolítico; que aleja a este conjunto del estilo naturalista encontrado en el último periodo del Paleolítico superior, el Magdaleniense que localizamos en el cercano yacimiento de Gönnersdorf. El énfasis en ciertas partes anatómicas permiten las comparaciones de forma segura con el estilo de las pequeñas esculturas auriñacienses de la Jura de Suabia, donde los rasgos son también excesivamente acentuados, como ocurre con el cuerpo de los bisontes y el largo cuello del caballo. A pesar de que es difícil hacer una comparación entre el arte mueble y rupestre se puede buscar un  paralelo en el mamut tallado en hueso del yacimiento de Vogelherd y en una placa de marfil que lleva una imagen humana del Auriñaciense de Geissenklösterle, merecen una mención especial por similitudes en la manera en que fueron creados. Ambos artefactos se han trabajado en bajorrelieve. Gracias a la acentuación muy exageradas y bastante grotesca de la larga y delgada cabeza de animal V, también se puede hacer una comparación con el gran panel gravetiense de la cueva de Cussac (Dordoña). Las similitudes estilísticas con las representaciones de principios del Paleolítico superior se vuelven particularmente evidentes cuando se comparan las líneas de las patas esquemáticas de caballo II y animal V.

Los paralelos más fuertes en estilo y técnica se encuentran en los dibujos del panel 1 en Pair-non-Pair, asignados cronológicamente al Auriñaciense. El Ibex número 10 de este panel es un buen ejemplo de una técnica similar. Existen otras representaciones de animales en Pair-non-Pair que han sido piqueteadas, y que en parte también se asemejan a un bajorrelieve. De igual modo encontramos paralelos del periodo Gravetiense se pueden en Pech-Merle. El friso Negro está dominado por figuras esquemáticas que revelan una atención al detalle anatómico. Esta preocupación por la definición de los detalles también se puede ver en los grabados de Hunsrück. La existencia de una relación estilística es corroborada por una comparación directa del caballo de Hunsrück con el caballo del friso Negro. La ejecución de la línea del cuello y la espalda, junto con la cabeza cuadrada y las orejas en forma de V, ofrecen un paralelismo muy notable entre los dos. Además de estas características, la representación más bien esquemática de las líneas de la pierna y del estómago, con una representación precisa de las patas delanteras, ofrece un paralelo más que convincente

La base de la autenticidad

El principal problema es justificar la autenticidad de los grabados. La dificultad radica en que los grabados no pueden ser datados directamente. Los signos avanzados de erosión que se superponen a las tallas de animales acreditan su autenticidad. Los grabados de animales están cubiertos por patrones geométricos de la segunda fase y por incisiones posteriores realizadas durante una tercera fase.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada