miércoles, 9 de marzo de 2016

Datación de más de 400.000 años de la #mandíbula de #Balanica: un #Homo arcaico indeterminado

El Pleistoceno se refiere o denomina a una de las divisiones internas dentro de la escala temporal geológica, actualmente se considera que da comienzo hace unos 2,59 millones de años y finaliza aproximadamente en el 12.000 BP. Representa un período de importancia significativamente vital en la aparición del género Homo (hace unos 3 m.a.) y en la evolución humana, especialmente el pleistoceno medio, marcado por la encefalización y la reducción dental, y el aumento de la diversificación de los linajes de homínidos que se pueden observar en África, Asia y Europa.

La documentación de nuevos restos óseos fósiles en el transcurso de las excavaciones y por tanto de nuevos ejemplares del género Homo, especialmente en los periodos con los que contamos con una peor representación en el registro fósil, sin duda nos aportará una información impagable en el precario debate sobre los cambios morfológicos que se observan en el esqueleto y los dientes humanos y el curso filogenético de la evolución humana durante este período del Pleistoceno medio.

La mandíbula de la cueva de Mala Balaniaca (Serbia) es un fósil que cuando se documentó fue llamado técnicamente BH-1, lo que ocurrió en el año 2006 por un equipo internacional de investigación de la Universidad de Winnipeg (Canadá) y la Facultad de Filosofía de Belgrado, en la garganta de Sićevo (Serbia).



Un estudio desarrollado recientemente ha arrojado una fechación mínima de 400 ka. Entre 400000 y 525000 años. La anterior datación ofrecía un rango temporal mucho menor de 113000 años, que coincidía con un momento de presencia de homínidos con rasgos neandertales clásicos, a diferencia de los rasgos más arcaicos que presenta la mandíbula “serbia”.

Por fortuna su dentadura presenta un excelente grado de conservación abriendo oportunidades de estudio para caracterizar de forma segura la morfología de la corona molar durante el Pleistoceno medio y ahondar en las circunstancias explicativas de la falta de las afinidades de neandertales en la muestra fósil de Mala Balanica.



Para llevar a cabo el estudio el equipo de paleoantropólogos se valieron de las técnicas de microtomografía aplicadas a la estructura interna de los molares inferiores de la muestra BH-1 y se sometió a una valoración comparativa con muestras de individuos de  Homo erectus,  Homo neanderthalensis, Homo sapiens del Pleistoceno, y Homo sapiens actuales. .

Los resultados afianzan la fiabilidad de la superficie dental para clasificar los taxones de homínidos. Del mismo modo muestran una morfología dental de carácter arcaizante, primitivo para los molares muestreados en Mala Balanica, y confirman la falta general de las características derivadas en los neandertales. El carácter plesiomórfico de BH-1 es compatible con varios modelos de la competencia de la evolución de homínidos del Pleistoceno medio y ofrece un importante ejemplo regional y temporal para la reconstrucción de los cambios morfológicos en la mandíbula y los dientes durante este período de tiempo.

Los autores no plantean una clasificación concreta de los fósiles dentro de un grupo Homo, abriendo el abanico entre Homo erectus, Homo Heidelbergensis o una tercera especie a determinar, pero por sus caracteres arcaizantes parecen situar a los fósiles en un grupo antecesor de Homo heidelbergensis y Homo neandertalensis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada